martes, 29 de octubre de 2013

Acerca de mí

Bueno, antes de nada... Hola, me presento: soy Lilith (vale, mi nombre real es Laura, pero llamadme Lilith, ok? OK) y soy una chica  que lleva soñando más de diez años con ser escritora.

Desde siempre mi padre nos había inculcado a mi hermano y a mí el gusanillo de la lectura. Desde siempre he pasado mis tardes devorando y devorando libros, ante todo los de mi género favorito desde siempre, que ha sido la fantasía. Me gustaba tanto leer como inventar cosas yo misma, desde nuevos personajes para esas historias como otros totalmente nuevos de historias propias. ¿Calidad? No, por dios, no tenían ninguna en absoluto, pero, hey, por algo habrá que empezar, al fin y al cabo.


Cierto es que nunca me lo planteé en serio hasta que llegué a primero de la E.S.O. (unos 10 u 11 años para los que no sean de España.... o por si dentro de poco cambian tanto el sistema educativo que la gente ya ni recuerda la E.S.O.). Por aquel entonces, había llegado para darnos clase de Lengua una profesora de prácticas que, bueno, se llamaba como yo, Laura. Más de una vez nos pidió que escribiéramos una redacción tal o cual, y siempre me ponía buena nota y me decía que me expresaba muy bien. Y un día, de hecho, me preguntó: "¿y nunca te has planteado ser escritora?". Y no, la verdad es que, como tal, nunca me lo había planteado. Me hacía más ilusión, por aquel entonces, el dibujar, pero, bueno, no me resultó una mala idea. Pero lo que rizó el rizo fue cuando le pedí una firma a final de curso, junto con la de mis compañeros de clase, y me escribió en ella "para la próxima Virginia Woolf". Sinceramente, aquello me caló hondo. Sí, vale, muchos años más tarde, hablando con un amigo se lo conté y me dijo que eso, a su manera de ver, era un insulto porque Virginia Woolf no era una escritora muy buena, que digamos. Pero, hey, ¿y la ilusión que me hizo entonces? Esa no me la quita nadie.

Desde entonces empecé a tomarme en serio la escritura. Empezaba varias historias, tratando de poner orden en mi desde siempre agitada y hiperactiva imaginación,  de expresar en palabras lo que sucedía allí, de dar vida a lo que estaba escondido dentro de mí. Sin dejar de leer un momento, fui adquiriendo nuevas ideas para mis historias, nutriéndome de mis lecturas para mejorar lo que hacía. Vi que en el instituto se organizaba un concurso literario cada año, y bueno, probé suerte. Mandé una historia bastante abierta, muy de mi estilo de aquel entonces, con una chica guerrera hermana de una elfa maga, y un bufón "divertido". Y bueno, inesperadamente... gané. MUY inesperadamente gané, y la verdad, aquello me hizo inmensamente feliz. Así que aprovechaba y anualmente me fui presentando a aquel concurso, tratando de auto-imponerme a mí misma el hacer una mejor pieza año tras año. Contando que estuve 6 años en el instituto, y participé en 5 concursos, pues gané 3 de ellos y en uno el accésit. No estaba mal, aunque lo importante no fue ganar o no, sino lo que conseguí ganando, que fue la fuerza de saber que podía hacerlo,  que yo tenía un algo especial y que si me esforzaba y no me daba por vencida, bueno, podía conseguir mi meta. Además de que así me hice muy cercana a mis profesores de Lengua, que me ayudaron mucho a mejorar. Aunque para mí siempre será especial mi profesor Antonio, que fue quien realmente me demostró que creía en mí y me ayudaba los escritos, me animaba a seguir y al que aún, cuando tengo tiempo, acudo para que me critique alguna historia nueva. ¡Ah! Y me regaló Las Flores del Mal de Baudelaire, libro que leo de tanto en tanto y que, aunque no termino de entender porque yo y la poesía somos como enemigos natos, adoro porque es simple y llanamente una poesía hermosa

No quiero olvidar mencionar que una fuerza impulsora para mí fue también el ser capaz de conocer en persona a la que aún sigue siendo una de mis escrituras de fantasía favoritas, Laura Gallego García, allá por 2006 (si mi memoria no falla). Tengo su libro firmado y... me anima mucho verlo, es siempre una manera de decirme "adelante, si ella pudo, ¿por qué tú no?" (PD: mi libro favorito de Laura es, aparte de la trilogía de Las Crónicas de la Torre y La Emperatriz de los Etéreos, sin duda alguna, Dos Velas para el Diablo, uno de mis libros favoritos así en general y uno que me ha cambiado mucho como persona incluso.)
Mi otra fuerza impulsora en la escritura ha sido JK Rowling, con toda su saga de Harry Potter, que aún hoy en día considero "lo que yo quiero conseguir", que es crear un universo complejo y lleno de magia y cosas que no existen pero en el que, al mismo tiempo, no puedes evitar creer porque parece tan cercano que parece sencillo el tan sólo ir ahí
Y, por raro que resulte, voy a nombrar como tercer modelo a seguir a Eiichiro Oda, creador de la serie manga de One Piece. NO subestiméis a esa serie, por amor de Dios, en serio, no lo hagáis. Como escritora, yo aún sigo anonadada con la cantidad de material de calidad que se expone en esa serie, la manera de narrar algunos  sucesos es tan sublime que resulta irreal y, creedme, ese hombre ha hecho genialidades que no cualquiera consigue. Ese hombre es un genio, hacedme caso, que yo entiendo de estas cosas (?). 

Al acabar segundo de bachiller, entré en la Universidad. Y si me preguntáis: ¿a hacer qué,Filología Hispánica? Me reiré bien fuerte y os diré: "Ay, inocente hijo de verano, no. Me metí a Biología".

Sí, la niña de Letras en Ciencias, verídico.

Ese primer año tuve una experiencia que fue rara, rara pero, a la par, imprescindible. Digamos que entré en un foro de crítica de fics (Los Malos Fics y sus Autores. La prueba de que estuve.) y allí aprendí primero a base de hostias y luego a base de bien. Realmente gracias a mi corta (y en cierto modo fútil, ya que yo apenas critiqué nada per se, sino que más bien observaba a los demás hacerlo y cómo) estancia allí aprendí en cuestión de meses lo que yo creo que en libros se tardaría años. Me enseñaron a leer entre líneas, a observar, a entender y, ante todo, a criticar en el más puro sentido de la palabra (según la RAE: criticar(De crítica).1. tr. Juzgar de las cosas, fundándose en los principios de la ciencia o en las reglas del arte.). Le debo mucho, mucho a ese foro, lo diga de un modo más abierto o no, y ojalá más gente participará en cosas así, porque se aprende.

Yo acabé yéndome por ciertos problemas personales unidos a la inactividad, y usé lo aprendido de ahí en adelante, ayudando a varias amigas que me pidieron que revisara sus escritos (y que aún hago, todo sea dicho). Pero, mi mayor problema como escritora vino por algo llamado universidad. Sí, la carrera estaba chupando todo mi tiempo libre. Biología, para quien no lo sepa, es una carrera muy densa y sacrificada, donde hay poco tiempo libre y muchas cosas que hacer y estudiar. Lo primero que acabé sacrificando, y mira que aún me duele, fue el tiempo de lectura (apenas he leído nada desde que entré a la carrera... matadme) y lo siguiente, la escritura. Pasé además una mala racha en la que desistí del todo porque no me gustaba lo que escribía en absoluto y... sí, un error, lo sé, pero bueno. Cuando llegué a segundo de carrera, allá por Abril un compañero mío de carrera me dijo que en su Colegio Mayor se celebraba un concurso de relatos. Y yo pensé en participar pero... Musas, pft, ¿qué es eso? Pero había algo... Tenía una hoja de papel en la que escribí con mi horrenda caligrafía el inicio de un relato acorde a una canción de Ultravox, Vienna. Así que me puse esa canción y... completé, simplemente completé, tratando de inundarme del espíritu de esa canción. Un mes más tarde, me dijeron que había ganado el segundo premio. ¿Cómo? Esto ya era algo mucho más serio: era un concurso a nivel de toda la Universidad y el relato iba a ser publicado en el libro del Colegio.Yo estaba pletórica de felicidad, en serio, pletórica. Y me decidí a no dejarlo nunca, pasara lo que pasase. Dos años más tarde, a propósito, volví a participar y esta vez gané con un relato llamado Berlin, without return.  

Ahora mismo, mi mayor salvación como escritora está en el terreno del fanfiction (para los más puristas y menos modernos, son historias relacionadas con otra ya preexistente, que puede ser de un libro, una película o una serie.) y, más concretamente, en la serie de anime/manga de Axis Powers Hetalia. Quien me conozca, sabrá por qué lo digo, pero esa serie me ha cambiado la vida. Ahora mismo estoy inmersa en la escritura de varios fics en los que trato de perfilar al máximo la calidad, hasta el punto de que son una especie de "campo de pruebas" para todo lo que escriba posteriormente. Y, bueno, a fecha de hoy, juntando todos mis escritos juntos, los que yo considero mejores, ordenados en lo que sería un hipotético Top 5, incluyen dos o tres de estas historias relacionadas con ese universo. 

No es, tampoco os creáis, lo único en lo que trabajo. Actualmente estoy trabajando con mi hermano en los bocetos de una historia original que llevaba pensada desde hace mucho más de cinco años y que, bueno, llevamos con tanto esmero e ilusión que, sinceramente, me encantaría que acabara siendo publicada. Sin embargo, es un proyecto casi secreto: ¡es una historia con muchas sorpresas, y no quiero spoilers!

Y bueno... sé que esto de  corto no tiene nada de nada. Pero bueno, esta es una entrada opcional, al fin y al cabo, y creo que os permite saber un poco más acerca de quién es la que os habla y por qué se cree con la capacidad de estar escribiendo esto, o algo así. ¿No?

Pues nada, espero que este proyecto salga adelante y  que, ante todo, os ayude a vosotros a conseguir cosas. Ese es su principal objetivo ^^ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario